Home  

RETO DE SEXO ORAL

0 comentarios

Algo relacionado con una de nuestras cosas favoritas, que siempre reivindicamos y que siempre defendemos a capa y espada: los preliminares. Pero no los preliminares en general, sino una práctica en particular: el sexo oral.

Ya en su día le dedicamos un post al sexo oral en el que dábamos todos los truquitos necesarios para convertirse en un auténtico maestro de dicha arte milenaria. Te recomendamos que empieces empollándote ese post al más puro estilo examen de Historia en la ESO, y luego ya pasamos a EL RETO.

¿Qué necesitaremos para el reto?

  • Una boca y una lengua
  • Un compañero de juegos
  • Una venda para los ojos
  • Cuerdas
  • Un cojín (para tus rodillas, aquí es importante que no haya dolor)
  • Unos auriculares y cualquier dispositivo que reproduzca música
  • Brillo labial Divine Oral Pleasure
  • La bala vibradora Love Bullet, de Platanomelón
  • Un vasito de una bebida fresquita y con burbujas (cava, champán, agua con gas...)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Y cómo lo hacemos?

Llama a tu compañero de juegos y dile que venga a casa. Dile que le vas a hacer algo que no va a olvidar en su vida, para ir subiendo la temperatura y hacer que se dé más brío en llegar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando llegue a tu casa, recíbele con tu conjunto de lencería más sexy, cógele de la mano y llévalo al sofá o a la cama. Lo que más te apetezca. Ahí es cuando enciendes la música, su grupo favorito, o una de nuestras playlists de Spotify, especialmente creadas para momentos como este. Pídele que se quite la ropa. Bueno, ordénaselo, que seguro que le encanta; y, cuando esté desnudo, coge las cuerdas y ata sus muñecas detrás de su espalda.

Notarás que empieza a emocionarse. Parece que la cosa promete. Es en este momento de emoción cuando tendrás que vendarle los ojos, privándolo de su sentido de la vista. Obviamente, la emoción se convertirá en excitación. Ahora, conecta los auriculares al equipo de música y pónselos, para asegurarte de que no oiga nada de lo que está a su alrededor. Ya lo habrás privado de los sentidos de la vista y el oído; y de la posibilidad de tocarte...

Aplica el labial Divine Oral Pleasure de Shunga sobre tus labios. Rápidamente notarás cómo la temperatura de tus labios sube y baja. Sin que él se entere de qué estás haciendo en esos momentos, acércate despacito y empieza a besar su cuello. ¿Lo mejor? Lo que tú sientas en tus labios lo sentirá él en el lugar donde le beses.

 

Continúa bajando por su cuerpo lentamente, sin que pueda verte venir. Hasta que llegues a LO IMPORTANTE.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una vez ahí, empieza a jugar con la punta, mientras masajeas el resto de su pene con la mano. De este modo, no te cansarás y podrás mantener el ritmo durante más tiempo sin cansarte.

Y es también ahora cuando entra en juego esa bebida refrescante con burbujas, dale un traguito y mantén un poquito en tu boca. Las burbujas le darán una sensación de frescor y un cosquilleo súper placentero que le volverá loco.

Como te dijimos en nuestro post "No sabes nada sobre sexo oral", es importante no olvidar los testículos de tu pareja durante el sexo oral. Aquí es donde entra en juego la bala vibradora Love Bullet, de Platanomelón. Una bala de 7 velocidades de tacto súper suave. No olvides que los testículos son una parte súper sensible, así que empieza con la intensidad más baja.

Cuando notes que no puede más, quítale la venda y desata sus muñecas, verte en plena acción le dará aún más placer; y seguro que no podrá evitar agarrarte y hacerte el amor con más pasión y ganas que nunca.

Las cookies propias y de terceros nos permiten mejorar nuestros servicios. Al navegar por nuestro sitio web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Mas información aquí.